¡Cuida tu piel!

En Primavera, aplica bloqueador solar todas las mañanas y repite cada 3 horas

Top

Antioxidantes ¿Por qué son imprescindibles?

Tu piel cuando está deshidratada, puede verse más apagada, sin brillo, tirante y con tendencia a inflamarse, congestionarse y a tener erupciones.

La importancia de la hidratación corporal y facial no consiste sólo en hidratar la piel día y noche o tener una rutina de cuidados específica para la piel.

Una buena hidratación empieza mucho antes de aplicarte tu rutina de cosméticos.

Todos queremos tener un rostro perfecto, como el de nuestras celebridades favoritas, pero por más trucos de belleza que usemos, hay muchas razones que nos impiden alcanzar este objetivo.

El estrés de la rutina o la contaminación hacen que la piel necesite un empujoncito para mantenerse perfectamente hidratada.

La piel deshidratada puede estar seca y grasa a la vez. La piel seca se caracteriza por tener una producción baja de grasa, mientras que a la piel deshidratada simplemente le falta agua.

Cuando esto ocurre solemos achacar la culpa a la genética, pero en realidad, esta tiene muy poco que ver con la salud de la piel. De hecho, la principal causa de tener un aspecto apagado y desigual es la deshidratación.

Pero, por más que escuchamos por todos lados que “una buena alimentación y usar cremas hidratantes a diario ayuda a la piel”, no lo llevamos a la practica de manera constante, sobre todo si se desconoce los beneficios de una buena hidratación para la piel, tanto facial como corporal.

Es por eso que te recomendamos tomar nota de las siguientes ventajas que los especialistas destacan de la hidratación:

1.-Logra una piel más resistente

Una buena hidratación hace que los niveles de agua de la piel estén equilibrados y que la barrera protectora se vea más fortalecida y flexible, lo que lleva a que zonas más delicadas y finas del cuerpo, como puede ser el rostro, estén protegidas de agentes externos tales como el clima, la contaminación o el propio maquillaje.

2-.Previenen la sequedad

Si en verano el sol es uno de los mayores enemigos para la piel, el frío y el aire seco son sus grandes rivales en invierno. En este caso, lo mejor que puedes hacer es utilizar una crema hidratante nutritiva que intensifique el proceso reparador y regenerador de la piel para combatir la deshidratación.

3.-Retrasa la aparición de arrugas

La piel deshidratada es uno de los motivos principales del envejecimiento prematuro. Al debilitarse la piel, esta se seca y pierde colágeno, lo que acelera el proceso de envejecimiento.

De todos los antioxidantes, la Vitamina C está catalogada como el más potente. Incorporada a sérums, cremas y ampollas con alta concentración de la misma ayuda a contrarrestar la acción de los radicales libres.

Estas moléculas de oxígeno que se derivan de la actividad bioquímica normal del organismo, pero que a lo largo del tiempo y en gran cantidad acaban dañando las células y su material genético, un proceso que conocemos con el nombre de estrés oxidativo.

En esta época percibimos de manera más intensa las líneas de expresión y arruguitas, las manchas que se han intensificado por la exposición solar, y es bastante habitual notar la piel más seca y/o deshidratada.
Afortunadamente los antioxidantes nos ayudan a minimizar estos daños y restaurar la piel convirtiéndola en una piel luminosa, rehidratada y jovial.

¿Cómo funciona la Vitamina C en mi piel?

Nos vamos a centrar en 3 aspectos en los que mejorará tu piel

Aporta elasticidad a la piel. Esto se debe a que la vitamina C cuenta con colágeno y elastina. Estos nutrientes permiten que la piel luzca joven e hidratada. Además, activa la producción de ácido hialurónico, lo que hace posible disfrutar de una piel tersa y firme.

Reduce la aparición de manchas. Los antioxidantes combinados con proteoglicanos funcionan como aclarantes debido a que frena la producción de melanina. Por tanto, reduce la aparición de manchas oscuras. Además, previene la aparición de las mismas. Esto se traduce en un tono de piel unificado.

Disminuye rojeces e hinchazón. En ocasiones la exposición solar puede producir rojeces, y causar irritación e inflamación. Pues bien, la vitamina C tiene propiedades antiinflamatorias, lo que te brindará una piel relajada, y una sensación de confort tras días de verano.

Click aquí, para ver las opciones de antioxidantes

Nota importante:

Debido a su acción protectora, es muy importante incorporar flavonoides a nuestra alimentación, siempre a través de una dieta variada rica en frutas y verduras.
Es importante tener en cuenta que estos efectos beneficiosos no están demostrados cuando se consumen en forma de suplemento e incluso hay estudios que apuntan a que incluso podrían tener efectos negativos sobre la salud.

Si no quieres que los primeros signos de la edad aparezcan antes de tiempo, no dudes en usar

¡ Desde ya !

Deja un comentario

v

At vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos qui blanditiis praesentium voluptatum.